La fe es «la certeza de lo que se espera» (parte 1)

El escritor de hebreos define la fe para nosotros. Él dice: «Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve» (Hebreos 11:1).

El significado de la palabra «certeza»

La palabra «certeza» proviene de la palabra griega HUPOSTASIS. Esta palabra se compone de dos partes: HUPO (bajo) y STASIS (una posición o estado). Si ponemos las dos juntas, significa «un poner debajo de … fundamento … la naturaleza de una persona o cosa … confianza … seguridad» (biblestudytools.com). Es algo sólido o firme que proporciona apoyo para otra cosa.

La fe como fundamento

El escritor de Hebreos dice que la fe es la fundación de las cosas que se esperan. La fe sostiene la esperanza así como una fundación sostiene una casa. Para ilustrar esto, forme una imagen mental de una casa que esté construida sobre roca sólida. Deje que el fundamento represente la fe (es decir, la certeza) y la casa misma represente «lo que se espera» (es decir, el cielo, Filipenses 3:20).

La misma palabra traducida como «certeza» en este versículo se encuentra sólo cinco veces en todo el Nuevo Testamento, tres de los cuales están en el libro de Hebreos. En la versión New American Standard de la Biblia, 2 Corintios 9:4 y 2 Corintios 11:17 lo traducen como «confianza».

En Hebreos 1:3 se usa para referirse a la «sustancia» de Dios. Todo lo que es fundamental para Dios el Padre, todo lo que es el fundamento de su ser también se encuentra en su Hijo. La naturaleza del Hijo no es de ninguna manera inferior a la del Padre; ¡son perfectamente idénticas!

¡No debemos dudar de Jesús como Hijo!

Finalmente, en Hebreos 3:14 y Hebreos 11:1, se traduce «confianza» y «certeza». Puede haber momentos en nuestras vidas cuando dudamos de nosotros mismos debido a nuestra propia imperfección. Por contraste, la fe que se enfoca principalmente en los méritos de Cristo y lo que el Padre ha hecho por nosotros a través del evangelio debe estar completamente libre de dudas. No podemos dudar de Jesucristo como Hijo de Dios como lo hicieron los cristianos hebreos que volvían al judaísmo para evitar la persecución.

¿Está la certeza de usted en Cristo tan firme como una roca?

–Jerry Falk