¿Replantear la iglesia?

Quizá haya notado algunos carteles religiosos en nuestra área que anuncian el eslogan «Rethink Church» (Replantear la iglesia). La palabra «replantear» significa «pensar de nuevo en algo, especialmente para hacer cambios» (google.com). ¿Es realmente una buena idea sugerir que las personas «replanteen la iglesia?»

Después de todo, la iglesia pertenece a Jesucristo (Mateo 16:18). El Señor compró la iglesia con su propia sangre (Hechos 20:28). Él es la cabeza y el Salvador de la iglesia (Efesios 5:23). Dios «sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo» (Efesios 1:22-23). Cristo tiene toda autoridad en el cielo y en la tierra (Mateo 28:18).

¿Qué derecho, pues, tiene alguien de «replantear» algo sobre SU iglesia? Esta pregunta se vuelve aún más importante cuando consideramos que los pensamientos y caminos del hombre siempre han llevado a la creación de normas falsas (Isaías 55:8-9; 65:2; Jeremías 10:23; Proverbios 3:5-8; 14:12 Salmos 94:11).

¿Qué exactamente necesitamos «replantear» con respecto a la iglesia?

(1) ¿Su constructor y fundador – Jesucristo (Mateo 16:18; 1 Corintios 3:11)?

(2) ¿El día que empezó – Pentecostés (Isaías 2:2; Daniel 2:40,44; Hechos 2:1,29-33)?

(3) ¿El lugar donde empezó – Jerusalén (Isaías 2:3; Lucas 24:47-49; Hechos 2:5)?

(4) ¿Los requisitos para ser miembro – oír el evangelio (Romanos 10:17), creer en Cristo (Juan 8:24), arrepentirse de los pecados (Hechos 17:30), confesar a Cristo (Romanos 10:9-10) y ser bautizado (Hechos 2:38,41,47)?

(5) ¿Su nombre – iglesia de Cristo / iglesia de Dios (Mateo 16:18; Romanos 16:16; 1 Corintios 1:2).

(6) ¿Su adoración – en espíritu y verdad (Juan 4:24)?

(7) ¿Su organización – ancianos, diáconos y santos/Cristianos (Filipenses 1:1; Hechos 14:23; 1 Timoteo 3:1-13).

(8) ¿Su obra – espiritual, no social (1 Timoteo 3:15; Efesios 3:1-11; Romanos 14:17)?

¿Dónde está nuestra autoridad para «replantear» algo de lo que Dios ya ha revelado en la Biblia con el fin de realizar cambios (Colosenses 3:17; 1 Pedro 4:11; Gálatas 1:6-9; Apocalipsis 22:18-19; 2 Juan 9-11; Judas 3)? Como si estos pasajes no fueran suficientes, ¡Dios incluso nos manda explícitamente a «NO PENSAR MÁS DE LO QUE ESTÁ ESCRITO» (1 Corintios 4:6)!

En lugar de «replantear» la iglesia, consideremos cuidadosamente todo a la luz de lo que revelan las Escrituras inspiradas (Juan 8:31-32; Hechos 17:11; 2 Corintios 4:13). En lugar de seguir este lema creado por el hombre, ¡deberíamos preocuparnos por “llevar cautivo todo pensamiento a la obediencia de Cristo” (2 Corintios 10:5)!

–Jesse Flowers