El principio de la semilla

¿Cuál es el principio de la semilla? Significa simplemente que la semilla siempre se reproducirá según su especie. Una semilla de manzana siempre producirá una manzana, una semilla de sandía siempre producirá una sandía, etc. Desde el principio, Dios la creó para ser así.

«Entonces dijo Dios: ‘Produzca la tierra vegetación: hierbas que den semilla, y árboles frutales que den su fruto con su semilla sobre la tierra según su especie.’ Y así fue. Y produjo la tierra vegetación: hierbas que dan semilla según su especie, y árboles que dan su fruto con semilla, según su especie. Y Dios vio que era bueno» (Génesis 1:11-12, NBLH).

Este mismo principio de la semilla también se aplica en el reino espiritual. Al explicar la parábola del sembrador, Jesús dijo en Lucas 8:11: «Ésta es, pues, la parábola: La semilla es la palabra de Dios». La palabra de Dios se compara con la semilla sembrada en los corazones de los hombres. Algunos lo recibirán con un corazón bueno y honesto, otros no (Lucas 8:12-15).

El apóstol Pedro escribió: «Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro; siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre» (1 Pedro 1:22-23).

Pedro dijo que los pecadores son «renacidos» (o que han «nacido de nuevo», LBLA) de SEMILLA incorruptible, la palabra de Dios. Cuando los hombres obedecen el evangelio de Cristo, reciben la salvación (Romanos 1:16; Marcos 16:15-16). En el primer siglo, cada vez que se predicaba y obedecía el evangelio (semilla), se producía un cristiano (Hechos 11:26). En el siglo XXI, cada vez que se predica y obedece el evangelio (semilla), se producirá un cristiano.

Aquí está el punto. Si enseño a alguien del Libro de Mormón y aceptará ese mensaje, se convertirá en converso mormón. Si le enseño el Catecismo Católico Romano y acepta sus enseñanzas, se convertirá en católico romano. La Disciplina Metodista producirá un metodista, el Manual Bautista producirá un bautista, etc., etc.

Sin embargo, si simplemente enseñamos a alguien la palabra de Dios pura y no adulterada, producirá un cristiano del Nuevo Testamento cada vez (Gálatas 1:6-9; 1 Corintios 4:6; Apocalipsis 22:18-19). Nada más y nada menos. ¿Por qué? Por el principio de la semilla. La semilla sólo da frutos según su especie.

–Jesse Flowers